miércoles, 28 de agosto de 2013

Ganancias 2013. Empleados en Relación de Dependencia. Principales Modificaciones.



El Gobierno oficializó este miércoles mediante la publicación del decreto 1242/2013 las medidas tendientes a la exclusión del pago del Impuesto a las Ganancias a los trabajadores que cobran hasta $15.000 brutos mensuales 

 
A continuación realizaremos un primer y breve resumen con los cambios más significativos introducidos por el Decreto.




1) Se establecen tres clases diferentes de sujetos pasibles de retención, según sea el importe bruto percibido durante el período comprendido entre el 1 de Enero de 2013 y el 31 de Agosto de 2013.

1.1) Aquellos que perciban un sueldo bruto mensual inferior a $ 15.000

1.2) Aquellos que perciban un sueldo bruto comprendido entre $ 15.001 y $ 25.000

1.3) Quienes perciban como sueldo bruto un importe superior a los $ 25.001


2) El beneficio es instrumentado mediante el incremento de la deducción especial  establecida en el inciso c) del artículo 23 de la Ley del Impuesto a las Ganancias (Deducción Especial de 4ta. Categoría) hasta un monto equivalente al que surja de restar a la ganancia neta sujeta a impuesto las deducciones de los incisos a) y b) del mencionado artículo 23.

Este beneficio solo tendrá efectos para los sujetos citados en el punto 1.1) anterior, es decir, quienes hayan percibido como mayor sueldo y/o remuneración bruto mensual, devengada entre los meses de enero y agosto de 2013, un importe que no supere la suma de PESOS QUINCE MIL ($ 15.000).

 
3) Para determinar los importes de los sueldos no hay que tener en cuenta  ingresos extraordinarios ni el sueldo anual complementario.

 
4) Este beneficio, y al igual que el resto de los otorgados en este año, deberá exteriorizarse inequívocamente en los recibos de haberes conn el concepto “Remuneración y/o Haber no sujeto al Impuesto a las Ganancias - Beneficio Decreto PEN xxxx/2013”. (Así salió publicado, lo hicieron tan a las apuradas que se olvidaron de cambiar las xxxx por el número de Decreto, 1242/2013)

 
5) Para los sujetos incluidos en el punto 1.2) (sueldos brutos entre $ 15.001 $ 25.000) se incrementarán las deducciones personales establecidas en los incisos a), b) y c) del Artículo 23 de la Ley de Impuesto a las Ganancias en un VEINTE POR CIENTO (20%). Si estos trabajadores y/o jubilados viven en las Provincias y, en su caso, Partido a que hace mención el artículo 1 de la Ley 23.272 (Patagonia Amplia) las deducciones personales se incrementarán en un TREINTA POR CIENTO (30%).

 
6) Los empleados citados en el punto 1.3) (sueldos brutos mayores a $ 25.001) no reciben ningún beneficio continuándose el cálculo de la retención como se estaba realizando al día de la fecha.

 
7) Estas modificaciones son aplicables a partir del 1 de septiembre de 2013, inclusive.

Para leer el Decreto accede aquí: Decreto 1242/2013

  
  OTRAS CONSIDERACIONES:

 
1) Se mantiene el trato totalmente discriminatorio con los Trabajadores Autónomos a quienes se ha excluido abiertamente de cualquiera de los beneficios otorgados mediante el presente Decreto. Esta situación sería inconstitucional porque no estaría respetando lo establecido en el artículo 23 inciso c) de la Ley del Impuesto a las Ganancias: “El importe previsto en este inciso se elevará tres como ocho (3,8) veces cuando se trate de las ganancias a que se refieren los incisos a), b) y c) del artículo 79”. Es decir que las deducciones de los Trabajadores Autónomos deberían incrementarse en un importe tal que permita equipar los beneficios que perciben los empleados en relación de dependencia que se encuentran en su mismo nivel de capacidad contributiva. Esperemos que se realicen las modificaciones pertinentes.

Para tener una idea de los números que estamos hablando, un Trabajador Autónomo que perciba un ingreso neto que sea exactamente igual a los $ 15.000 del Empleado en Relación de Dependencia estaría tributando por el Impuesto a las Ganancias un importe de $ 32.261,10 contra 0 del otro contribuyente. Una ABERRACIÓN indefendible.

 
2) Se producen distorsiones preocupantes en los límites, vulnerando la naturaleza progresiva que debe siempre tener un impuesto que grave la renta, obsérvese que puede presentarse la situación que un trabajador soltero que gane $ 15.000 no pague el Impuesto a las Ganancias y un trabajador que  perciba $ 15.001 pague 9632 pesos al año.

 
3) No se establece la actualización de los importes según la inflación quedando las futuras modificaciones como hasta hoy, es decir, bajo la discrecionalidad del político de turno.

 
4) No se establece en forma fehaciente si debe reintegrarse el importe en exceso retenido al día de hoy, si nos sujetamos a la modalidad de cálculo de la retención, dicho exceso debe reintegrarse con la liquidación del sueldo de septiembre.
 

5) Esta devolución de fondos y que según las estimaciones alcanzan a $ 4.495 millones tendrán dos destinos posibles:
a) Consumo
b) Ahorro

Esto impactará en los niveles elevados de inflación, el primero por la oferta limitada de bienes y las expectativas de los agentes económicos y el segundo porque al carecer de alternativas rentables de inversión frente a la inflación probablemente se redirija hacia el dólar blue presionando al alza el mismo y, por ende, el proceso inflacionario.

 
Como la recaudación que se obtenga de los nuevos tributos a crearse no alcanzará a compensar los ingresos que el fisco resigna por este ajuste se cubrirá mediante mayor emisión monetaria por lo que todo hace esperar que solamente haya una posible dirección para la inflación y el dólar en Argentina, hacia arriba.