domingo, 9 de junio de 2013

PEQUEÑOS CONSEJOS PARA HACERNOS GRANDES

-->

¿Emprender o no emprender….?, ciertamente no todo el mundo tiene “madera” de emprendedor, es indispensable estar bien preparado y tener ciertas habilidades que nos ayudarán a afrontar retos importantes durante el camino, os dejamos un resumen de algunos importantes consejos que Elena Gómez del Pozuelo ha escrito para el II Libro de Iniciador “Consejos de emprendedores”
1. Analízate: ¿sirves como emprendedor y como líder?
Ser emprendedor es apasionante porque construyes algo de la nada pero no es divertido.
Lo pasas mal muchas veces a lo largo del camino. Por eso es imprescindible el apoyo de tu pareja para ser emprendedor. Para ser un buen emprendedor has de ser buen comunicador y un buen vendedor. Eres el relaciones públicas de la empresa. Te pasas todo el día comunicando y vendiendo: con tu equipo, con tus clientes, con tus socios…Si no te gusta vender, no te metas a emprendedor.
También pregúntate ¿eres un buen líder? ¿Te recuperas pronto de los “noes” y de los fracasos? porque de esos, los hay cada día. Y además tendrás que ser capaz de absorber gran parte de las penas y ayudar a tu equipo a quitarle el estrés ¿podrás? La humildad también es muy necesaria para saber decir lo siento a tu equipo, clientes, etc…Porque hay muchas veces que se mete la pata.
 
2. Tu idea, ¿es una buena idea?
Tu idea ha de ser la solución a un problema. Y cuanta más gente tenga ese problema al que tú vas a dar solución, mejor. Tienes que centrarte en esa idea y no dispersarse.
¿Cuántas cosas se pueden hacer perfectamente? Google no se construyó en un día y siempre se concentró en una idea: ser un buen buscador. Mantén tu plan de negocio y no te desvíes.

3. El negocio ¿qué es lo más importante?
Si no hay ingresos, no hay negocio. Trata de ser rentable de inmediato. Hay que construir un negocio sostenible por sí mismo, y no basado en adquisiciones hipotéticas o imaginarias inversiones de capital. No te dediques a hacer planes estratégicos.
Dedícate a vender. Intenta empezar siempre con un colchón, pensando que tu empresa no será rentable los 3 primeros años.
Divide siempre tus expectativas por 4. Nunca se cumplen los BP. Ten en cuenta que los ingresos serán menores que lo esperado y los gastos siempre serán mayores de lo esperado. Reduce al máximo tu costes fijos. Si puedes empezar trabajando en el garaje de tu casa mejor, si puedes contratar freelance, mejor, etc…Al principio, tendrás que pagar salarios bajos.
Que tu prioridad siempre sea el cliente. La gente quiere que se ocupen de ellos: ¡quieren que les quieran!

4. El equipo ¿cómo debe ser?
Piénsalo mucho antes de contratar. Pide referencias de la gente que vayas a contratar en sus anteriores trabajos. Primero, si es posible como freelance, así les conoces bien antes de contratarlos en plantilla…y cuando contrates piensa antes ¿es realmente necesaria esa persona?
Si alguien de tu equipo no funciona por lo que sea, piensa que la gente no cambia. Despídela inmediatamente. La gente que mete mal rollo en la empresa, es como un cáncer… Que el equipo sea flexible, creativo, que tomen la empresa como suya. Que sean soluciones, no problemas. Y sobre todo: ¡Que les guste vender!
Rodéate de gente mejor que tú y muy diferentes a ti. Promociona la diversidad. Sobre todo, ¡sé agradecido! si la gente te da más de lo esperado, dales siempre más de lo que esperan. Ten detalles de generosidad con ellos cuando menos se lo esperen.

5. El tema técnico, ¿escollo u oportunidad?
Si estás en un proyecto de internet, piensa que al igual que el BP, el tema técnico siempre va peor que lo esperado y que la media de los retrasos está entre 3-6 meses respecto al periodo pactado.
Contrata equipo técnico experto (que venga recomendado por otros clientes) y un buen contrato con penalizaciones si hay retrasos. El tema técnico puede ser un escollo o una oportunidad, si le das la importancia que tiene, será una oportunidad.
 
6. Socios y ¿un buen abogado?
Sólo uno puede ser el CEO y ha de tener la responsabilidad final. Mejor que sean socios complementarios y compatibles en valores. Complementarios: Si hay uno muy buen comunicador, que el otro sea más buen técnico. Compatibles en valores como: trabajo, cultura, educación, que le den el mismo valor al dinero…
Hay que redactar pacto de accionistas y redactarlo como enemigos para seguir siendo siempre amigos. El peor defensor de tus intereses eres tú mismo así que para esta ocasión, coge un buen abogado.
 
7. La competencia
La competencia es buena. Te ayuda a espabilar y en definitiva a ser siempre mejor y para ello, hay que innovar. Antes se decía: “al enemigo, ni agua y en el desierto, polvorones”. En un mundo global como el actual yo digo: “al enemigo, un vasito de agua, porque nunca se sabe…”
Igual en el futuro les puedes adquirir o ellos a ti o uno más grande a ambos. El caso es que siempre hay que respetar a la competencia.

8. Vender o no vender
Si eres un buen emprendedor y te llega una buena oferta de compra: Vende!!! con ese dinero, podrás fundar muchas más empresas. Te dará pena porque te ha costado mucho sacar la empresa adelante y la ves casi como un hijo pero piensa que es una oportunidad para poder seguir invirtiendo en tu don: “ser emprendedor” es decir “tener buenas ideas y ponerlas en marcha”.
Fuente extraída del II Libro de Iniciador “Consejos de emprendedores”
-->